“Gualeguaychú Aventura” invita a los turistas y vecinos a tomar contacto con la naturaleza y zonas agrestes. La propuesta contempla salir desde la ciudad hacia una estancia situada en Costa Uruguay Sur, a unos 40 Km sobre el río Uruguay.

Abordando vehículos 4x4, nos esperan 2500 hectáreas de humedal para recorrer y empezar la travesía.

Los participantes se encontrarán con la “Barranca Muerta”, lugar donde estuvo el mar hasta hace unos 6000 años. Debajo se encuentran los “campos bajos” (esteros, bañados, albardones, lagunas, etc.) Estos lugares son inundados por el río Uruguay en sus grandes repuntes, quedando solo fuera del agua los “Cerros Indios”, sitios arqueológicos que también serán parte del recorrido”.

Este gran humedal está poblado de la mayoría de nuestras especies, tanto de la flora como de la fauna. Presencia de carpinchos, nutrias, zorros, comadrejas, lagartos, zorrinos.

Los turistas pueden realizar caminatas por los albardones y selva en galería, tomando contacto en forma directa con la naturaleza. Los cerros Indios atesoran raíces, sitios donde se puede apreciar el paso de los pueblos originarios -Chanáes- con una antigüedad de 2000 años.

Los recorridos se hacen en vehículos 4x4 Jeep y un camión guerrero de la segunda guerra mundial, adaptado y reacondicionado para estas travesías, ya que el lugar se mantiene virgen y dada las características del humedal, siempre cuenta con algún paso con barro o arena.

El programa consiste en hacer un recorrido hasta medio día para luego parar en un refugio hecho en el monte, a los fines de compartir el almuerzo -asado- y continuar con caminatas y recorridos en vehículos, llegando hasta la costa del río Uruguay, donde se puede apreciar su especial belleza y magnitud. A la tardecita, se emprende el regreso.

Campamento

El turista cuenta con otra opción que es hacer todo el programa establecido pero en vez de regresar, quedarse a pasar una o dos noches, en un gran campamento, agregando la navegación por arroyos hasta llegar al río; apreciar la belleza de la noche, con su sonido y su magia.

También se harán recorridos nocturnos para apreciar el cielo lleno de estrellas y el movimiento de las especies de la noche.