Compartir

Los ríos Uruguay y Gualeguaychú ofrecen un sinnúmero de paisajes únicos. Horas extensas de navegación invitan a continuar con la travesía dado que el compartir la flora y fauna dejan sensaciones encontradas.

El atardecer y el anochecer en los ríos Uruguay y Gualeguaychú, bajo un silencio sólo interrumpido por el cantar de los pájaros, la irrupción de un pescado o los movimientos que producen los animales en las extensas islas; son ejemplos de lo que puede detectar y gustar el visitante.

De hecho, lo logran. Y vuelven para seguir conociendo más detalles de los dos majestuosos ríos. La travesía comienza en la costa de la ciudad Capital del Carnaval del País.

Raúl Almeida, titular de Gualeguaychú Aventura, desde hace muchos años muestra a los turistas aspectos desconocidos de los dos ríos, arroyos y afluentes. Contó a Destino detalles de la hermosa tarea de ser guía por las aguas de la costa sur de Entre Ríos.

Río Gualeguaychú

¿Cuál es la actividad que desarrolla con los turistas?

En general la gente que busca hacer este tipo de actividades tiene un pretexto como la pesca pero en realidad quiere tomar contacto con la naturaleza, conocer, andar en el río, el agua y el verde. Es algo fabuloso, es un calmante natural. Ves que lo disfruta y se tranquiliza.

Yo digo que la pesca es una excusa porque uno dice ‘voy a hacer una salida de pesca’ pero termina tal vez en la costa de un arroyo comiendo un asado, compartiendo y apreciando la naturaleza.

La cantidad de cosas que el visitante observa en los dos ríos es inimaginable. El hecho de estar todo un día en la costa de un río son motivos para tomar la iniciativa y subirse a una embarcación.

La flora y la fauna sorprenden a todos. Caminar en la selva en galería, una selva bien cerrada, genera momentos inolvidables porque el silencio es diferente, la presencia de pájaros y animales pocos vistos, hace una tarde diferente. Meterse en un monte es otra invitación para el turista.

Se realiza en ambos ríos. “La costa del río Uruguay tal vez no tenga muchos sectores firmes pero pasando el Puente Internacional, en las islas arribas del río Uruguay con arroyos y afluentes, generan atracciones especiales. El río Gualeguaychú también cuenta con lugares muy bellos, acá sí las costas son más firmes. A los turistas los invito a caminar por el borde, ingresar adentro y contemplar la naturaleza”, comentó Almeida.

¿Tienen características diferentes los ríos?

El comportamiento del agua es el mismo. Son ríos que no corren porque tienen poco pendiente respecto a la desembocadura. El Uruguay no es como el río Paraná el cual es un tobogán aguas abajo. Cuando hay una sudestada el río Uruguay corre al revés porque invierte la pendiente, está más alto el río de La Plata que para adentro. Es rarísimo, la gente se extraña de eso porque los ríos siempre corren desde el nacimiento hasta la desembocadura. Se invierte la pendiente entonces es raro ver que un río corra aguas arriba. Eso le da ventaja, podés disfrutar haciendo kayak, piragua o natación porque no tiene peligro.

Esteros y bañados

Estos ríos son realmente para disfrutarlos. La diferencia que hay entre la costa del Uruguay y el Gualeguaychú y sus afluentes es que el primero es muy playo y tiene poco acceso. Salvo en el Ñandubaysal después todo la costa Uruguay Sur está con muchos esteros y bañados, puntos muy visitados.

En tanto, el río Gualeguaychú y sus arroyos como el Venerato por ejemplo, son lugares con mucha vegetación y con costas lindas, barrancas que uno puede parar y pasar el día comiendo un asadito, pescando o caminando.

-¿Cómo es un día de paseo? 

Eso depende. Tengo dos lanchas grandes y además un barco donde duermen cinco o seis personas cómodamente. Cuenta con cocina y baño, se puede llevar una carpa, hacer un camping. Son experiencias lindas, podés llevar kayak, de tiro una lancha puede llevar un gomón para concretar actividades acuáticas, recorridas. Es muy lindo recorrer un arroyo angosto remando en una piragua o en un kayak en el silencio de la costa, apreciar los pájaros, el sonido de la naturaleza.

Ciervos y garzas

– La flora y la fauna son únicas.

Tenés que estar cierto tiempo, tranquilo y con ese espíritu de descubrir cosas. La mayoría de la gente que se engancha con este tipo de paseos, a veces lo hace en más tiempo porque apareció un animal o hay floración en la primavera de enredaderas y se detienen.

¿La gente pide más ir al río Uruguay o al Gualeguaychú?

Dice el río Uruguay porque  tiene una mirada más amplia. Ahora, cuando conocen el Gualeguaychú quedan asombrados. Meterlos entre los arroyos, que vayan tocando las ramas o que les salga un carpincho, un ciervo o una garza, por ejemplo, produce sensaciones únicas en los turistas.

La gente retorna, a veces agregándole cosas o pidiendo hacer el anterior recorrido. “Mi estilo de vida y de los que trabajan conmigo es ofrecer un producto en base a las vivencias, estar en contacto con la naturaleza. No tenemos un producto fijo, hablamos con la gente y sacamos cosas según la demanda que tengan”.

Raúl Almeida, Gualeguaychú Aventura

www.gchuaventura.com.ar Mail: gchu_aventura@hotmail.com Celular 03446- 15572923.