Compartir

Sobre la Costanera de Gualeguaychú se encuentra “La Cascada” ‘una parrilla con buena onda’, llamada así simbolizando que el correr del agua arrastra todas las ondas negativas, dejando lugar sólo a las positivas.

La concreción del local, luego su reestructuración, es fruto de una visión gastronómica de los hermanos Esmoris y el apoyo de toda una familia.

La Cascada se inició en el año 1992 sobre Avenida Rocamora, “la de las palmeras”, donde recibían al público que disfrutaba del “corso”. Hacia 1994, inspirados en el crecimiento del mismo y de la ciudad, la familia decidió trasladarse a la Costanera, la que yacía casi desolada y sin demasiado público.

Es así que con el paso del tiempo la ciudad se expandió y con el esfuerzo, tanto de los emprendedores turísticos privados como del Municipio, trabajando en conjunto, Gualeguaychú fue creciendo año tras año.

Se brinda al turismo que nos visita no sólo un gran espectáculo en verano con el Carnaval del País, sino un abanico de opciones para el invierno, e invita a toda la familia a disfrutar de esta hermosa ciudad: Termas, Teatro, Paseos por el Río, Cabalgatas, el verde de los parques, y mucho más…

Al igual que la ciudad, La Cascada, en sus 20 años de prestación, fue creciendo en pro a mejorar sus servicios para el cliente, contando con una variedad de platos; una gran parrilla a leña, donde se asan diversos cortes.
Entre ellos: asado de tira, vacío, pollos, parrilladas, bifes de chorizos, matambres, pescados de río como pacú, boga, dorado y su especialidad: el “surubí”.

El surubí se pesca al norte de nuestro país como Chaco, Corrientes, y se compra en piezas enteras; cada pescado pesa alrededor de los 20 Kg., y es cortado en postas para luego ser asado o rebozado y frito como milanesa.

De este pescado también se sacan partes para hacer un exquisito relleno de empanadas, con cebollita de verdeo. Las empanadas de surubí, son otras de las debilidades de los clientes.

Dentro de su menú también se encuentran: pastas caseras, minutas, platos elaborados, como lo es el “Gran Popeye”, un rico lomo con salsa de cebolla y morrón, jamón, queso gratinado, papas fritas y huevo frito; ¡muy sabroso!.

La familia Esmoris señaló que dentro del menú que ofrecen, también adaptan el plato para celíacos.

Para los niños cuentan con el “Menú Kids” donde pueden optar por varias opciones, siendo más económico para el bolsillo del papá; “para su entretenimiento contamos con diversos juegos y que toda la familia disfrute de una hermosa velada”.

Hoy, La Cascada, está habilitada para recibir alrededor de 300 personas, “es bueno destacar que nos visitan turismo de todo el mundo por esto contamos con un menú traducido al ingles y así facilitar su comprensión”.

En especial por la ubicación geográfica, La Cascada es visitada a diario por turismo de Uruguay, quienes siempre son bienvenidos en el establecimiento, y en épocas de Carnaval muchas excursiones de este país cenan aquí para luego disfrutar del gran espectáculo.

En cuanto a otros servicios La Cascada ofrece también un hermoso salón para Eventos Sociales, Conferencias, Reuniones Empresariales; “entre ellas capacitaciones, como por ejemplo una muy destacada y que nos llena de orgullo es las que recibimos para hoy ser reconocidos por el ministerio de Salud de la Nación como prestador turístico accesible”.

Aparte de la formación académica, contar con rampas en todas sus instalaciones, cartas en braille, cartas para personas con visión disminuida, guías, baños accesibles para que cualquier persona se pueda movilizar con autonomía propia.

Es así como este comercio invita a los viajeros a conocer esta hermosa ciudad y llevarse un rico sabor de recuerdo.
La Cascada abre sus puertas todos los días para esperarlos con muy “buena onda”.

Dirección: Costanera casi Av. del Valle. Teléfono: (54) 3446 432451. Email: informacion@parrillalacascada.com.ar