Compartir

A partir del Jueves Santo Gualeguaychú recibe a miles de personas. Días reflexivos para la gran mayoría y también turística. Opciones para disfrutar en la Ciudad de los Poetas.

Semana Santa en Gualeguaychú da la posibilidad a miles de personas, de la ciudad y turistas, de realizar diversas actividades en el marco de los días de reflexión y espiritualidad que vive el mundo. Muchas son las opciones que se practican todos los años.

Entre ellas, el tradicional Camino y Oración por Siete Parroquias que en la Ciudad de los Poetas incluye la Catedral San José.

En tanto, desde 2002 cuenta con un espacio para la oración, un Vía Crucis integrado por 25 esculturas de 2,5 metros de altura con tres cruces de 7 metros y otras 3 cruces de menor tamaño, repartidas en catorce estaciones.

Todas las esculturas son de cemento y material desplegable, pintadas con pintura especial y acorde. “Este Via Crucis fue planificado y concretado por el escultor Oscar Rébora y su esposa Margarita Pombo, surgió por la necesidad de un grupo de personas de cumplir un sueño que tenían el deber de concretar. Desde junio del 2000, trabajaron incansablemente con el apoyo y la bendición del entonces Obispo de la Diócesis, Monseñor Guillermo Eischchorn; lograron ponerlas en pie el 6 de octubre de 2002”, informó a Destino Yamina Hartwing, técnica de turismo.

No es un Vía Crucis tradicional, es el propuesto por el Papa Juan Pablo II. “Aquel que en 1991 realizara el Coliseo Romano Santo, dándole el nombre de Bíblico y plenamente Evangélico. Fue emplazado en el km 42 de la ruta 14”.

Después de 13 años de mucho trabajo un nuevo sueño y desafío se le presentó al grupo de personas: ubicar ésta magnífica obra en un lugar al alcance de todos. Con la bendición formal del Papa Francisco donaron la obra artística de tamaña envergadura, trasciende su temática por su majestuosidad, a la ciudad de Gualeguaychú”.

En la última gestión, el área de Planeamiento de la Municipalidad bajo la dirección de Carlos García, con los aportes y asesoramiento de Oscar Rébora y Margarita Pombo, arquitectos y demás colaboradores armaron el proyecto de traslado y reubicación y lo pusieron en marcha. El 20 de enero de 2015 el Vía Crucis fue trasladado al corralón situado en el Parque Unzué para su restauración.

Finalmente fue reubicado en el mes de marzo en el Parque Unzué sobre un predio de una hectárea. Las esculturas están elevadas sobre lomadas, no tienen más de 2 metros de altura con respecto al nivel del prado.

Las estaciones comprenden un recorrido de 300 metros, “curiosamente en forma de rosario. Es muy accesible ya que tiene una vereda que completa el recorrido de dos metros de ancho y esta pensado también para aquellas personas que cuenten algún tipo de discapacidad motora”, enfatizó la profesional.

Congregaciones

Gualeguaychú cuenta con diversas Congregaciones de la Iglesia Adventista y Luterana. Allí también se preparan una serie de acciones para recibir a su feligresía y vivir los Días Santos.

Visitas

El tradicional Camino y Oración por Siete Parroquias en la Ciudad de los Poetas incluye la Catedral San José. Es una de las opciones para los días de Semana Santa.

Catedral San José

Se inauguró el 19 de marzo del año 1890, día en que se conmemora al Co-patrono “San José”. El arquitecto Francisco Ponchini inició su construcción.

El edificio es de estilo “Ecléctico”, en el que se encuentran estilos góticos, renacentistas, griegos, románicos y barrocos, no solo en su estructura sino también en sus interiores.

El templo está construido en forma de cruz latina. El altar está construido con mármol Travertino, al igual que la cátedra (asiento del párroco) y el “Ambóm de la palabra”.

A la salida del templo, sobre mano derecha, se encuentra el Bautisterio, íntegramente realizado en mármol de carrara, al igual que las pilas de agua bendita. En el templo, detrás del Altar Mayor, se encuentran los restos de los Obispos Chalup y Boxler. Además de los párrocos Martínez y Palma. Los restos del Padre Blason descansan en el atrio.

Capilla San Ignacio

Construida al finalizar la década de 1870 es uno de los templos más antiguos de Gualeguaychú. En la construcción del templo predomina un estilo italianizante. Este templo, el más antiguo en pié en todo Gualeguaychú, tiene la particularidad de contar con piezas originales con la cual se realizaban las ceremonias religiosas. Antiguamente la misa se realizaba con el sacerdote de espalda a los feligreses y en latín. Como rastro de ello queda el altar, íntegramente construido en mármol de Carrara, Onix y Portora.

Vitraux: Todos los vitrales que se encuentran en Capilla San Ignacio fueron elaborados en Europa para luego arribar a nuestro país y ser ensamblado en Buenos Aires, estos datan del año 1928.

Parroquia Santa Teresita

Se inauguro en el año 1935. De estilo Romántico, compuesta de tres naves.

En el año 1952 se inauguraron las pinturas realizadas por el famoso pintor Augusto Fusilier.

Consta de 18 murales además de los motivos decorativos complementarios.

Parroquia Sagrada Familia

Fue inaugurada en 1919 y el 22 de diciembre de 1924 el Obispo decidió nombrarla Parroquia. El frente es neogótico sencillo. Interiormente es de nave única

Dentro del templo se observa a la Sagrada Familia como imagen principal, el sagrado Corazón y la imagen de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

Nuestra Señora de Fátima

A comienzos del año 1948 una vieja casa fue donada para realizar un templo, fueron los vecinos quienes comenzaron con el proyecto de limpieza y construcción; éste era muy humilde solo contaba con una imagen de San José y era decorada con flores.

“Cuan contento estaría nuestro Señor Jesucristo con tanta pobreza y sencillez”, eran las palabras del párroco.

Actualmente es de estilo Neocolonial americano, en el interior hay una nave única con una nave lateral derecha incorporada recientemente.

Jesús de La Laguna

La imagen de JESÚS DE LA LAGUNA fue inaugurada el 7 de abril de 2013, fiesta litúrgica de la Divina Misericordia y bendecido por el Pbro. Enrique Caballero. Está tallado en un viejo árbol de eucalipto tronchado por la fuerza de los vientos.

Su tronco es un monumento con la imagen del Señor. Fue tallado con amor, por Susana Baéz, la escultora.

El 21 de diciembre de ese mismo año se realizó una jornada de oración por Navidad y contó con espectáculos musicales a los que se sumaron artistas locales.