Compartir

Desde hace veinte años, Luis Enrique “Nene” Bredle se dedica a ofrecer paseos turísticos. Hasta el año pasado lo hizo exclusivamente por el río Gualeguaychú y la zona más cercana del Uruguay.

A inicios de 2015 sumó una sustancial novedad con la incorporación de una unidad especialmente diseñada para paseos urbanos. Como las de su tipo, tiene más de 40 asientos en la parte superior sin techo, de modo que ofrece una vista panorámica muy abarcadora. A ello se agrega un equipo de amplificación que permite escuchar las explicaciones sin dificultad hasta el último asiento.

Desde al arranque, el nuevo servicio se está desenvolviendo con éxito ya que las salidas diarias desde el puerto se realizan dos o más veces por día con una ocupación plena.

El circuito comprende una recorrida inicial por la costanera, luego el parque Unzué, regreso por Av. Luis N. Palma, plaza San Martín, Catedral San José, Av. Rocamora, Corsódromo, y vuelta al puerto por Av. Parque y Costanera.

Con algunas detenciones en lugares determinados, la recorrida insume aproximadamente una hora y media.

El público usuario está constituido mayoritariamente por personas mayores que desean conocer los atractivos de la ciudad y en algunos casos, su historia y antecedentes. Aunque también muchos jóvenes han participado de la excursión.

La guía del recorrido está a cargo de Yanina Van Breda, quien les brinda toda la información de los puntos del recorrido. En algunas pocas oportunidades la ha realizado Gustavo Rivas, que también solía hacerlo ad honorem en los paseos fluviales. Lo hace cuando dispone de tiempo y en los casos en que los grupos se interesan también por los temas de las comparsas y antecedentes del carnaval.

Dado que Nene Bredle aún mantiene dos embarcaciones, muchos turistas hacen el “combo” y continúan su paseo con el trayecto fluvial.

En resumen: un servicio útil para la difusión de los atractivos de la ciudad, el río y el parque, destinado a afincarse, aún fuera de la temporada estival.